BUSCADOR

Novedad
Recomendada

DIRECTORES

Listar todos los directores

PEDIDOS

Si estas interesado en alguno de nuestros titulos, mandanos tu pedido a asiamovies@gmail.com o completá el formulario de la sección Pedidos.

Enviar un pedido
Inicio¬ĽPel√≠cula¬ĽBlack Coal, Thin Ice

Black Coal, Thin Ice

Black Coal, Thin Ice
Te interesa este título?

Consultanos!
Hacé click aquí para enviarnos tu consulta

Te gusta este título?

Ficha de la película

  • T√≠tulo Original:Bai ri yan huo
  • A√Īo:2014
  • G√©nero: Thriller
  • Director: Yi'nan Diao
  • Nacionalidad: CHINA
  • Reparto: Fan Liao, Lun Mei Gwei

Sinopsis

En 1999, el polic√≠a Zhang Zili abandona el cuerpo tras la traum√°tica muerte de dos de sus compa√Īeros durante la investigaci√≥n de un asesinato finalmente no resuelto. Cinco a√Īos despu√©s, el asesino vuelve a la carga, y Zhang, convertido ahora en un guardia de seguridad con problemas de alcoholismo, se plantea intentar capturarlo por su cuenta

Crítica

Cuando acaba Black Coal la sala se queda por un momento en silencio. No es para menos. Todos los espectadores est√°n digiriendo el fulminante final que ofrece la cinta tras una hora y media apasionante y asombrosa. Hay una ligera duda, ¬Ņqu√© acabamos de ver? No es el t√≠pico thriller, se salta todas las normas del g√©nero. Tiene algo de la narrativa confusa de Fincher, y tambi√©n algo de la trampa y la sorpresa de Oldboy. Claro, que tambi√©n tiene un protagonista que parece el Philipp Marlowe chino. Desde luego, lo √ļnico que sabemos es que Diao Yinan ha conseguido sorprendernos con su propuesta.

Ya desde el primer minuto la pel√≠cula apuesta por impactar. En la primera escena viajamos en un cami√≥n de carb√≥n en el que hay¬Ö algo. Algo que acabar√° por ser una mano humana, como se descubrir√° posteriormente en la f√°brica. El detective Zhang Zili (al que se presenta con media pincelada, pero qu√© media pincelada m√°s brillante) se embarcar√° en la investigaci√≥n de un caso que terminar√° sin resolver y en el que ser√° herido. Cinco a√Īos despu√©s, abandonado ya el cuerpo y con un Zili en plena decadencia, con adicci√≥n a la bebida y hundido en la seguridad privada, el caso, que qued√≥ sin resolver, vuelve a a cruzarse en su vida de forma casual. Los asesinatos del carb√≥n ahora tienen que ver con las pistas de hielo. Por supuesto, intentar√° resolverlo por su cuenta. ¬ŅQu√© tiene que perder un hombre que ya lo perdi√≥ todo?

La sinopsis puede sonar muy convencional, pero el director chino se encarga de darle su propia voz. De hecho, el primer caso, que funciona a modo de pr√≥logo, ya tiene sus propias sorpresas. Se nota que ha trabajado como guionista antes de lanzarse detr√°s de las c√°maras, pues los giros narrativos van desde las sorpresas argumentales hasta lo completamente inesperado. Cada segundo de lo que se muestra en la pantalla est√° absolutamente pensado y cuidado hasta el √ļltimo detalle. Muy como mandan los canones, la navaja de Chejov y esas cosas, todo lo que aparezca no ser√° balad√≠; tendr√° su importancia en alg√ļn momento.

Porque por muy buena que sea la historia, hay otra cosa que casi acapara la atenci√≥n del espectador, y es la atm√≥sfera. Quiz√° uno tarde en darse cuenta de lo que es, pero Yinan nos sumerge en un mundo absolutamente inc√≥modo. El fr√≠o, la soledad, el silencio¬Ö la pel√≠cula se las apa√Īa para que incluso una velada rom√°ntica en lo alto de una noria sea algo l√≥brego, oscuro e inquietante. El trabajo de iluminaci√≥n no se puede describir con palabras.

Por supuesto, tambi√©n contribuye a darle ese toque tan inquietante la intepretaci√≥n realizada por el d√ļo protagonista. Liao Fan, protagonista absoluto, digno de los momentos m√°s oscuros de Raymond Chandler, est√° simplemente soberbio. Quiz√° porque las historias de fracaso tienen ese morbo de la √©pica del perdedor, nos podemos identificar con √©l desde el primer momento. La r√©plica se la da Gwei-Lun-Mei, que hace un papel menos imponente, quiz√° menos dif√≠cil de llevar, pero no por ello menos importante. La qu√≠mica, patente, entre ambos ayuda mucho.

De la mano de ambos recorreremos un camino que no resulta fácil. Hay que estar atento a todo lo que ofrece la escena. Muy al estilo oriental, este thriller no va a poner las cosas fáciles: prefiere sugerir a desvelar, el poder del silencio antes que la esclavitud de las palabras. Cada gesto y cada cosa no dicha son capaces de desencadenar un auténtico mundo en esta película.

Quiz√° el √ļnico pero que se le podr√≠a poner a esta cinta ser√≠a ese: que puede llegar a ser dif√≠cil para el gran p√ļblico. La quietud, la lentitud y la poca externalizaci√≥n de la que hace gala, que son precisamente lo que lo convierten en un thriller tan poco al uso, requieren un nivel de atenci√≥n que no suele casar con lo que se ve por ah√≠ actualmente. En todo caso, estamos ante un maravilloso ejercicio de estilo que un buen cin√©filo no debe perderse.

-
-